Por la inclusión: UCAB forma a docentes para integrar en aula a niños con limitaciones

199 0
Con un curso virtual basado en un modelo internacional de educación en contextos diversos, el Centro de Innovación Educativa de la universidad busca contribuir con una formación de calidad que integre a los alumnos con discapacidad o condiciones especiales

*Por Daniel De Alba

En el Centro de Innovación de Educativa (CIED), adscrito a la Dirección de Extensión Social de la UCAB, una de las mayores preocupaciones sobre el mundo docente actual es lo retador que resulta incorporar, en las aulas de clase, herramientas de aprendizaje que satisfagan las necesidades de todos los grupos y espectros sociales.

Con este objetivo,  la unidad puso en marcha el curso «En Vías al Desarrollo Universal para el Aprendizaje», programa dirigido a docentes de instituciones de educación básica y media interesados en adquirir habilidades y competencias que les permitan atender aulas diversas en su conformación. 

El curso, de 60 horas académicas y de carácter virtual, fue elaborado con el apoyo de especialistas en la materia y, en una primera etapa, se dictó como prueba piloto a un total de 30 profesionales,  entre maestros, coordinadores y personal directivo de planteles de Caracas. 

Durante dos meses y medio y a través del Aula Virtual de la universidad, los participantes obtuvieron conocimientos sobre los principios y objetivos del Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA), modelo educativo con enfoque inclusivo de la enseñanza, desarrollado a partir de teorías de aprendizaje y avances en neurociencias relacionados con el tema.

Los cuatro módulos incluyeron temas como el derecho a una educación inclusiva, discapacidad y modelo social de la discapacidad, adaptaciones curriculares y la planificación académica con base en el Diseño Universal de Aprendizaje.

Inclusión activa más allá de ajustes curriculares

Catherine Arocha, coordinadora del área de formación del Centro de Innovación Educativa de la UCAB y responsable del programa, comentó que esta “innovadora alternativa” brinda la oportunidad de que profesionales en educación “puedan manejarse en aulas plurales y que adquieran herramientas para atender la realidad de un contexto diverso”.

La licenciada en Educación, con más de 10 años de experiencia, agregó que el curso significó un espacio para compartir conocimientos, poner en práctica metodologías didácticas emergentes y hacer énfasis en la obtención de competencias digitales y en la ejecución de estrategias de intervención psicoeducativas que puedan favorecer el desarrollo del potencial de los jóvenes». El objetivo,  no discriminar ni marcar diferencia entre alumnos con limitaciones particulares y el resto de sus compañeros.

«Queremos que en los niños y niñas haya una inclusión activa que vaya más allá de ajustes curriculares. La idea no es que se quede ‘allí, lo más tranquilo posible y que nadie lo moleste’, sino que se sienta parte de todas las actividades y viva toda su experiencia escolar y social».

Diversidad, dentro y fuera del aula

A Eduardo Cantera, director del Centro de Innovación Educativa, y a su equipo dentro de la unidad les surgió una preocupación previa a la puesta en marcha del curso: “Estamos hablando mucho de la necesidad de integrar, pero no hemos visto que se haya dado un paso adelante para que nuestras escuelas e instituciones sean realmente integradoras”.

«De conocimiento general es esa noción urgente de integración en un mundo diverso. Sin embargo, lo que se desconoce es cómo ejecutarla. Organizaciones y universidades nos han llevado la delantera en este campo, con mayor margen de sensibilidad respecto a estos asuntos. Por ello, decidimos apostar en esto: tanto para no quedarnos atrás, como para aportar desde nuestra academia en un tema urgente».

Aunque el curso busca que la educación en diversidad sea aplicada desde las aulas, “como cualquier otro proceso germinal en el desarrollo de los alumnos”, Cantera enfatizó que lo ideal es llevar estas prácticas, a futuro, hacia entornos competitivos donde también figura la diversidad como fenómeno al cual responder.

Queremos ir formando a las empresas, a otros contextos organizacionales, y a las personas que liderarán procesos de integración para insertar al adulto en el mundo laboral”, dijo.

Después de esta prueba piloto, el director del CIED mencionó que están evaluando la posibilidad de integrar, en el curso, un quinto módulo «donde se articulen aspectos vinculados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU”, dos de los cuales se relacionan con la educación de calidad y la reducción de las desigualdades.  Apuntó que el 2030, año meta para cumplir estas propuestas metas, “está a la vuelta de la esquina”.

El plan, finalizó, es ser más explícitos sobre la noción de que diversidad y educación tienen que ir de la mano, y tener conciencia de cómo debemos incidir para una mejora en todos los campos”.

Para obtener más información sobre el curso «En Vías al Desarrollo Universal para el Aprendizaje», los interesados pueden enviar un mensaje a la cuenta @ExtSocialUCAB.

*Fotos: Pro-ética, Freepik y Manuel Sardá (retratos)

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.