Pobreza extrema golpea a 62% de las familias zulianas

2134 0

La ENCOVI explica que una población en pobreza extrema pertenece a hogares cuyos ingresos no alcanzan para cubrir la canasta alimentaria. Los Talleres Comunitarios de Reto País en Maracaibo han permitido constatar la problemática

La pobreza extrema está afectando a las familias zulianas. La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI) correspondiente al año 2016 refleja que más del 60% de los hogares del estado Zulia no cuenta con ingresos suficientes para cubrir sus necesidades en materia de alimentación.

Los hogares que no cuentan con los recursos necesarios para adquirir los productos de la canasta alimentaria, estadísticamente pasan a formar parte de la población en pobreza extrema. Esta realidad se estaría registrando en la entidad zuliana, donde el 62% de los hogares no puede adquirir todos los alimentos que necesita.

La ENCOVI muestra que aproximadamente 7 de cada 10 familias zulianas están experimentado el fenómeno de la pobreza extrema, siendo específicamente el municipio Maracaibo, donde está la capital del estado, uno de los más  afectados.

Otro dato que ayuda a comprender la magnitud de la problemática que afecta al Zulia, y al país en general, es el costo de la canasta básica familiar. De acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (CENDA), en abril de 2018 el costo de esta canasta se ubicó en Bs.  100.174.980,98. Una familia necesitaría más de 60 salarios mínimos (según el salario mínimo del mes de abril) para poder adquirir dicha canasta.

Reto País, una oportunidad para evidenciar el problema

Los ejercicios de Reto País, desarrollados en las diferentes comunidades de Maracaibo, permitieron entrar en contacto con significativos datos sobre la pobreza extrema.

Los vecinos del barrio El Manzanillo, por ejemplo, manifestaron sus quejas ante el aumento descontrolado y desproporcionado de los productos alimenticios. En el barrio Palo Negro, cuando la comunidad hizo el diagnóstico de sus problemáticas, identificó entre ellas la falta de recursos económicos, la escasez y el alto costo de los víveres, que sumadas no permiten a los vecinos tener una alimentación balanceada.

En la comunidad Rafael Urdaneta, los habitantes fueron muy específicos al señalar que los apagones eléctricos hacen que muchas veces los pocos alimentos que almacenan en la nevera se dañen. Si a esto se suma el alto costo de los mismos, la dificultades para alimentarse se agigantan.

La falta de dinero en efectivo en el estado Zulia, como en varias entidades del país, es otro factor que dificulta la posibilidad de adquirir los alimentos. Si el comprador dispone de dinero en efectivo, puede adquirir productos más económicos; de lo contrario deberá pagar el doble o hasta el triple del costo del producto solo por utilizar puntos de venta o transferencias bancarias.

Y si no podemos comprar alimentos… aparece la desnutrición

Caritas Venezuela, organización que atiende y lleva registros de casos de desnutrición a nivel nacional, da cuenta de que en las parroquias más pobres se registra un 72% de desnutrición. 16% de los afectados se encuentra en estado crítico, a punto de morir.

Los cuadros de desnutrición en el estado Zulia generan alarma. Un ejercicio de observación detenida permite comprobar las dimensiones del fenómeno, sobre todo en los sectores de mayor pobreza. Madres, padres, ancianos y sobre todo niños son víctimas del hambre, han perdido peso de manera significativa ante la dificultad de acceder a los alimentos. Las consecuencias son diferentes dependiendo de las edades,  pero en muchos casos los daños son irreversibles y los riesgos de muerte muy altos.

Heberto Delgado Nava/ @hebertodelgado

Foto: Cortesía

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *