Luis Francisco Cabezas: “CONVITE trabaja de manera integral para los adultos mayores”

360 0

No quiere fingir modestia cuando lo afirma, porque siente orgullo del trabajo que él y su equipo llevan a cabo desde hace 13 años. Luis Francisco Cabezas, director general de la asociación civil CONVITE, explica que, aunque el mandato original de la organización era la defensa de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, en los últimos tiempos  el trabajo se ha enfocado en el tema de la salud y los derechos de las personas mayores.

“La semilla de CONVITE nace en un diplomado de Gobernabilidad y Gerencia Política que dictaba la Católica. Al finalizarlo, surgió la necesidad de trabajar en torno al rol fundamental de la sociedad civil en el diseño de políticas públicas. Conjuntamente con Yolanda D’Elía, sumamos voluntades, colaboradores y empezamos a tejer redes con otras organizaciones. Nuestro aliado materno  fue Acción Solidaria, con quienes realizamos nuestro primer trabajo”, refiere Cabezas, politólogo con maestría en Acción Política y especialización en Programas Sociales, quien recuerda que la ONG nació oficialmente un 2 de febrero de 2006.

 

¿Cuáles son las áreas que cubre CONVITE, en relación con las personas mayores, que los hace diferente a otras organizaciones?

“En el área de capacitación, durante casi diez años (desde 2008) hemos dictado cursos de  formación de cuidadores domiciliarios para personas mayores, con el apoyo de la fundación Galicia Migración.  Muy poca gente trabaja en eso, nosotros alcanzamos la preparación de 320 personas y logramos la validación del centro por parte del gobierno de España.  Este año, el convenio con las autoridades españolas es para prestar asistencia directa en fisioterapia y quiropedia a los españoles mayores que viven en Caraca. Ese programa está apalancado en el Centro Asturiano. Otro de nuestros logros es la elaboración, en 2016, del primer informe que se envió al Examen Periódico Universal (examen de los expedientes de DDHH de todos los Estados miembros de la ONU) sobre la situación de las personas mayores en Venezuela. Ese trabajo tuvo muy buena acogida porque los países,  al hacer la ronda de preguntas al Estado, hicieron mención al tema del adulto mayor en el país.  Otro de nuestros trabajos bandera es el informe sobre la victimización de personas mayores: allí hacemos el levantamiento de datos, vía digital, de todos aquellos casos de violencia y/o asesinato en que la víctima era una persona mayor. Ese informe lo hicimos en 2016, 2017 y estamos trabajando en 2018, allí se corrobora que el principal maltratador es el cuidador, que suele ser un familia”.

A veces, el cuidador está en un estado terrible…

“Generalmente,  el cuidador no está preparado para eso, le tocó, pero no tiene contención psicológica, ni terapéutica, tiene sus propios problemas y, en algún momento, sin percibirlo, se convierte en un maltratador. Todo cuidador precisa, cada cierto tiempo, de atención psicológica para drenar, porque si no se carga y se carga, hasta que se enferma”.

 

Visibilizando la tragedia de la vejez en Venezuela

Hasta ahora, uno de los logros más destacados de CONVITE es la elaboración de ConviteXLaSalud,  índice de escasez de medicamentos para adultos mayores que su equipo viene elaborando, desde hace dos años, con base en el monitoreo de una muestra de farmacias en varias ciudades del país. El reporte  se ha convertido en un referente estadístico que ha contribuido a dejar en evidencia la crisis humanitaria venezolana y llamar la atención de organismos internacionales sobre este tema.

“Este índice lo hemos construido con tecnología propia. Comenzamos con medicamentos para la tensión, la diabetes y después lo ampliamos a lo que eran las dos principales causas de morbilidad del venezolano: infecciones respiratorias agudas y diarreas. Durante todo el 2018 lo trabajamos en cinco ciudades: Barquisimeto, Mérida, Maracaibo, Porlamar y el Área Metropolitana de Caracas, con un promedio en cada ciudad de 35-40 farmacias.  Este año incorporamos a Valencia, Puerto La Cruz, Ciudad Bolívar, Puerto Ordaz y ampliamos a los medicamentos para trastornos depresivos y convulsiones.   Aunque el índice es anual, sacamos boletines mensuales con la información.  Ahora que se habla de ayuda humanitaria, esta puede ser una herramienta útil para la escogencia de los medicamentos a traer.  Como el régimen asumió la opacidad de la información de las organizaciones, en general, es importante el reconocimiento de organismos como la CIDH,  que ha citado el índice en el último informe que publicó la relatoría de DESCA (Derechos económicos, sociales, culturales y ambientales).  Tenemos un margen de error pero está controlado”.

 

 

Según explica Luis Francisco Cabezas, la ONG también arrancó 2019 con un estudio sobre la situación de los albergues para ancianos.   “Se trata de una investigación sobre los ancianatos en ocho ciudades del país: dónde están, cuáles servicios prestan, qué población atienden y qué necesidades tienen, pero sobre todo conocer cuál es su capacidad instalada”.

¿El estudio abarca ancianatos públicos o privados?

“Públicos y privados porque todos están pasando por una difícil  situación.  Hay muy pocos ancianatos públicos, el Estado subvenciona y paga vía Seguro Social.  Muchos de los privados han cerrado, otros ya no son de pernocta sino una especie de guardería, llevan al adulto mayor en la mañana y lo recogen en la tarde, llevándole, por supuesto,  su vianda. Los que sobreviven aún con pernocta lo hacen porque Dios es grande, viven de la caridad.  Nosotros tratamos de ayudar a algunos ancianatos en todo el país, fundamentalmente con medicinas y pañales, donaciones que nos vienen de fuera. Muy probablemente en 2019 nos  vamos a volcar hacia el apoyo a los ancianatos como gran centro de redistribución de medicinas y vamos a dejar la atención individual, porque eso supone una infraestructura muy compleja. A veces tenemos allá afuera una cola de 20 personas, no es fácil atender al público.  Vamos a ir transitando a ser un centro de redistribución hacia los ancianatos, con el aporte de aliados como Acción Solidaria”.

 

 

 

Durante 2018, CONVITE  se hizo presente en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para presentar la dura situación de las personas mayores en el país.  A juicio de Luis Francisco Cabezas, la audiencia fue histórica, porque nunca antes se había concedido una a Venezuela para tratar este asunto.  De allí salió la posibilidad de ponerse en contacto con la relatora Flàvia Piovesan, encargada de la Unidad sobre los Derechos de las Personas Mayores, con el fin de mostrarle el interés de la organización en que se le dedicara más tiempo al tema.

 “Nuestra solicitud tuvo buena acogida y ya en enero de este año arrancó una consulta continental para saber cómo están los sistemas de seguridad, no solo social sino jurídicos, hacia el adulto mayor.  Ya lo elaboramos y ya lo enviamos.  Nosotros vemos la totalidad del sujeto adulto mayor, somos la única organización que lo trata de manera integral.  Recientemente recibimos una invitación para formar parte de la Red Andina de Envejecimiento, conformada por organizaciones de Colombia, Perú, Bolivia y ahora Venezuela.  En América hay unos países que están más avanzados en el tema de envejecimiento como Chile, Uruguay y Argentina.  Nosotros no, el fenómeno nos ha pillado recientemente.  Todavía Venezuela se dice que es un país de jóvenes. Lo que no miramos es que la cantidad de personas mayores es cada vez mayor y eso en nuestro país es grave porque no estamos preparados para envejecer”.

¿En algún país están preparados para envejecer?

“Yo creo que hay países que lo han entendido. El factor poblacional es una variable que tú tienes que ir monitoreando porque te permite saber para dónde vas, con base en tu fecundidad y tu envejecimiento.  Venezuela ni se entera.  ¿Qué va a hacer con la  oleada de viejitos que vienen? Tú eres en tu vejez lo que logras capitalizar durante tu etapa de vida laboral.  Si a los 60 no tienes una casa, es poco probable que la vayas a tener, salvo por un hecho fortuito, pero no va a depender de tu trabajo. Ahora están todo esos  jóvenes que no se han capacitado, que están en empleos precarios, que no tienen seguridad social, que no tienen nada”.

…Y también están los que pudieron capitalizar y lo están perdiendo todo por esta crisis.

“Ese es otro fenómeno, nosotros tenemos aquí un problema de acción humanitaria con las medicinas.  Aquí tenemos el caso de una pareja, los dos son profesores jubilados de la UCV, siendo titulares, que era lo máximo. Bueno, esas personas nos dicen ‘dejé de depender de mí, si tú no me das la medicina no tengo cómo comprarla´. Estamos viviendo un proceso de empobrecimiento, pueden tener un gran apartamento pero deben seis meses de condominio; un gran apartamento pero tienen problemas de filtración que no pueden reparar;  una tremenda casa que se está cayendo porque no pueden arreglarla.  Hay un proceso allí, no solo de los viejos que vienen sino de los que ya están y a eso súmale el fenómeno reciente de que se les van los hijos, los nietos.  El soporte familiar que es como tu contención frente a la adversidad y ya no lo tienen, están solos”

Así como hay talleres para cuidadores, ¿hay alguna manera de dar soporte emocional a las personas mayores?

“Estamos en conversaciones con CECODAP  para ver si los podemos dictar, una especie de caja de herramientas emocional para aguantar la situación, no es fácil quedarte sin hijos, sin nietos y además pelando, enfermo y con una vivienda que no puedes, a veces, ni mantener.   Incluso tenemos personas que están confinadas a sus apartamentos porque no pueden bajar del piso 10, el ascensor se dañó  y quién sabe cuándo puedan arreglarlo”.

¿Tienen muchos proyectos para 2019?

“Sí y vamos a arrancar, también, con una investigación sobre la situación de los hospitales en doce ciudades del país.  En el área de salud, queremos monitorear el desabastecimiento de medicinas para el tratamiento de la malaria, enfocados en la zona de Guayana. Allí el arco minero se ha encargado de que la malaria esté en todo el país. Otra investigación que queremos realizar es la de un presunto brote endémico en el estado Portuguesa, esa enfermedad se consideraba erradicada desde hace muchos años”.

¿Con qué país sueña CONVITE?

“Nosotros soñamos un país inclusivo, solidario, en donde todos quepan, donde todos puedan opinar y eso sea valorado, donde se dé un justo trato a las diferencias, donde más que la igualdad prive la equidad, porque en la igualdad se pueden enmascarar discriminaciones. La equidad, como principio, es más poderosa. Tú no puedes tratar igual a la diferencia, unos necesitan más atención que otros. Con eso no estoy diciendo que te estoy abandonando, sino que cuando tú estés en situación vulnerable, tú vas a ser la prioridad, si ahora no lo estás, la prioridad es quien sí lo está.  En nuestro caso son las personas mayores”.

¿Y cuál es, para ti, el derecho humano que hay que defender más?

“El derecho a la vida. Sin ella no hay nada más”.

Quienes deseen conocer más del trabajo de esta organización, pueden visitar su página web: https://conviteblog.wordpress.com. También está disponible su cuenta @ConviteAC en Twitter, Instagram y Facebook.

 

♦Texto: Marina Piña/Foto apertura: www.civilis.org

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *