Más de 100 docentes de La Vega reavivaron su vocación de servicio

102 0

(Vía Crónica.Uno) Los maestros de la Parroquia La Vega encontraron un espacio para mirar el hecho educativo fuera del aula. En el Centro Cultural de la UCAB, más de 100 docentes  pudieron avivar la vocación que día a día en un salón de clases ponen al servicio de decenas de estudiantes.

Durante siete horas,  Crónica.Uno, Espacio Público y a Red Educativa San Alberto Hurtado ofrecieron, a través de conferencias y experiencias educativas contadas en primera persona por los docentes, herramientas para fortalecer los procesos educativos en las zonas populares.

Este fue el segundo Encuentro de Gente Buena realizado por Crónica.Uno y Espacio Público en tres meses, ambas jornadas enfocadas en la construcción del tejido social en comunidades y, ahora, en la escuela.

En medio de la desesperanza que pareciera consumir el día a día, la falta de servicios públicos y la crueldad de un contexto que se ha vuelto avasallante, las voces de oportunidad, resiliencia y nuevas respuestas, fueron escuchadas por el gremio docente.

Las respuestas a ¿Cómo los venezolanos han superado momentos de crisis? ¿Cómo enfrentar los desafíos? ¿Cómo marcar la ruta para la construcción social? estuvieron a cargo de Inés Quintero, historiadora, Olga Bravo, especialista en prácticas organizacionales positivas, y el padre, sacerdote jesuita, Alfredo Infante, respectivamente.

“Cultivar la vida y el espíritu”

El padre Infante cree en la necesidad de cultivar dos virtudes: profundidad y flexibilidad. La primera se trata de la toma de conciencia interior, enraizar en lo más profundo para que la tormenta no pueda desprender la raíz. “Pero también necesitamos flexibilidad para leer el momento, son las claves para no quebrarnos”.

Para Infante, la ruta para la movilización y la construcción social va más allá de la protesta, es la capacidad de seguir apostando por la vida en medio de la adversidad. Por eso se dirige a los docentes: La vocación de servicio es para cultivar la vida y el espíritu de los demás. Ustedes tienen una de las misiones más importantes. Sabemos que están siendo maltratados, pero estamos porque creemos que nuestra misión en el país es fundamental.

Ante un sistema “donde reina la mentira”, ha dicho Infante, en que la incertidumbre abunda, es clave “saber discernir para contribuir a la educación y movilización social”. Y concluyó: “No podemos resignarnos a que el miedo nos inhiba de hacer el bien. Tenemos que cultivar el corazón de los muchachos. Aquí estamos para juntar los hombros, los corazones y mantenernos en ese camino de construir el bien”.

*Este artículo fue escrito por la periodista Carmen Victoria Inojosa. Las fotografías son de Luis Morillo.

Para leer la nota completa, haga clic en el siguiente enlace:

http://cronica.uno/cronica-uno-y-espacio-publico-avivan-la-vocacion-de-servicio-de-los-maestros-de-la-vega/

 

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *