#GenteDeBien|Rafael Uzcátegui: un barquisimetano en permanente lucha por los DD.HH.

813 0
Coordina desde 2015 la organización Provea, referente nacional en la defensa de las víctimas víctimas de violación de garantías sociales, económicas y políticas. Después de 30 años de activismo, el sociólogo llama a “revitalizar lo mejor del gentilicio venezolano”, a través de la solidaridad y la «lucha pacífica e incluyente» por la democracia

*Por Albany Díaz

Se adentró en el activismo con tan solo 17 años, al vincularse con un grupo de Amnistía Internacional que hacía vida en Barquisimeto (su ciudad natal), y luego de tres décadas de trabajo su nombre constituye una referencia nacional en materia de derechos humanos.

Así se recapitula en pocas palabras la trayectoria de Rafael Uzcátegui, un venezolano de 48 años cuya vocación por la defensa de los derechos humanos le ha valido persecución y hostigamiento, pero también satisfacciones y logros.

Influenciado por miembros de organizaciones asentadas en la capital venezolana, Uzcátegui se radicó en Caracas en 2002 para, posteriormente, optar a un cargo en la ONG Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea), primera institución en su tipo del continente, fundada el 15 de octubre de 1988,  de la que forma parte desde 2006 y la cual coordina desde 2015.

Sin exclusión y sin violencia, premisa de vida y trabajo

Con gran sensibilidad y vocación de servicio, el sociólogo y periodista independiente entiende la solidaridad como el acto de “ponerse en los zapatos del otro e intentar mejorar su situación” y asume el reto de fungir como vocero de los derechos económicos, sociales y políticos en un escenario en el que, de acuerdo con un informe de la ONU sobre Venezuela con fecha del 16 de septiembre, entre 2014 y 2020 se habían registrado 53 ejecuciones extrajudiciales y 2.552 incidentes, resultantes en 5.000 muertes por parte de las fuerzas de seguridad del Estado.

Desde su espacio de acción, el larense y ucevista insiste en crear oportunidades de “reconocimiento de los venezolanos en la alteridad” y, en conjunto con un equipo multidisciplinario de abogados, sociólogos, periodistas, trabajadores sociales y demás profesionales, apoya jurídicamente a sectores vulnerables, documenta e investiga situaciones relacionadas con violación de garantías fundamentales y denuncia los abusos de poder.

Luego de encabezar Provea por más de un lustro, cataloga su labor como «un bálsamo para el autoestima en tiempos difíciles» y, aunque asegura haber aprendido a ser tolerante y empático, confiesa sentirse frustrado en ocasiones por las limitaciones impuestas a su actuación.

«Lamentablemente, Venezuela ahora no es un país democrático y sufre las consecuencias de una emergencia humanitaria compleja, que ha empobrecido drásticamente a la población y la ha forzado a irse a otros países. Para Provea es la peor situación de derechos humanos que ha tenido que enfrentar durante su existencia«, explica.

Templanza ante las dificultades

Debido a la “ausencia de instituciones democráticas” y a la “profundización de la crisis de Venezuela” –ubicado como el país más pobre de la región y el segundo más desigual, después de Brasil, según datos del informe 2019-2020 de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi)- Uzcátegui y sus compañeros han recurrido a la cooperación internacional para poder operar en el país. No obstante, considera que «no es suficiente para mejorar la situación de la dignidad humana«.

«Provea trabaja, al igual que el resto de las ONG, con los recursos de la cooperación internacional, que es un derecho edificado por los Estados y la sociedad civil, luego de la Declaración Universal de DDHH, para hacer realidad los objetivos de desarrollo y respeto a la dignidad humana. Algunos de los cooperantes son embajadas y fundaciones como Open Society, Misereor y Alboan, por citar algunas de las conocidas. Estas fundaciones y países promueven proyectos sobre temáticas en DDHH a los que Provea se postula. Si son aprobados tienen un proceso de verificación y rendición de cuentas, para que se constate el correcto uso de los recursos«, indica.

Su firme y frontal postura ante las violaciones de derechos humanos cometidas durante el gobierno de Nicolás Maduro le ha costado amenazas, acusaciones de “justificar el terrorismo” y “defender mercenarios”; también le ha valido la comparación de su discurso con “propaganda nazi” y la apertura de una investigación fiscal  en su contra, ordenada por Diosdado Cabello, diputado oficialista de la Asamblea Nacional, el 13 de enero de 2021.

La ONG que dirige -junto a Alimenta La Solidaridad, Fundación Futuro Presente, Asociación Civil Manos al Aire, Transparencia Venezuela, Foro Penal, Acción Solidaria, Rescate Venezuela, Caracas Mi Convive, Meals 4 Hope, Alimentando Esperanza, Fundación American Venezuela Engagement, Fundación I Love Venezuela, Asociación Vendato Humano y Un Mundo Sin Mordaza- fue acusada de “robar dinero”, a través de la presidencia interina del líder opositor, Juan Guaidó.

A pesar de la campaña permanente de criminalización de su labor -que según el Centro de Justicia y Paz (CEPAZ)  registró 215 casos de hostigamiento entre enero y marzo de 2021- el también miembro del Consejo de la Internacional de Resistentes a la Guerra asevera estar comprometido con el país e insta a los venezolanos a retomar la cultura de solidaridad que, cree, se ha visto afectada en los últimos años.

Todos los venezolanos de buena voluntad deben dejar en segundo plano sus diferencias personales y unirse para el regreso de la democracia y, con ello, abrir la posibilidad de mejorar la situación de derechos humanos. No de cualquier forma, sino de manera pacífica, democrática e incluyente. Desde ya podemos hacer un esfuerzo consciente por revitalizar lo mejor del gentilicio venezolano, que era la solidaridad y la empatía con los otros, seriamente lesionada”, considera.

Quienes estén interesados en conocer más del trabajo de la ONG Provea pueden solicitar información a través del correo coordinacion.general@derechos.org.ve, seguir la cuenta @_Provea en Twitter o visitar la página provea.org.

*Fotos: Miguelángel Villamizar (retrato) y Provea (internas)

………………

Hoy más que nunca es fundamental mostrar y replicar las historias de lo bueno que hacemos, de lo mejor de nuestros gentilicio, con el fin de (re)construir ese tejido social que propone y actúa por el bien común.

Si eres parte de ese ejército de #GenteDeBien o conoces a alguien que lo sea y quieres que contemos su historia, escríbenos un mensaje con la información del trabajo realizado, así como de los datos de contacto, al correo electrónico retopaisvenezuela@gmail.com.

Para leer las anteriores entrevistas de la serie #GentedeBien, haz clic aquí

PUBLICACIONES RELACIONADAS

La Guajira sueña a color

Publicado por - 3 agosto, 2018 0
Pese a la ausencia del servicio eléctrico desde la noche anterior, al Taller Estadal de Reto País- Región Guajira acudieron…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *