Por el legado de un hombre de paz: la UCAB instaló cátedra de DD.HH. en honor al jurista Pedro Nikken

261 0
El programa desarrollará investigaciones, informes, seminarios y concursos estudiantiles enfocados en los temas que promovió el fallecido abogado y académico durante más de 50 años. El rector Francisco Virtuoso invitó a las ONG a incorporarse a las iniciativas que se emprenderán desde la Cátedra
*Por Marina Piña

La Universidad Católica Andrés Bello, a través de la Facultad de Derecho, el Centro de Derechos Humanos (CDH) y el Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), puso en marcha la “Cátedra Fundacional Pedro Nikken de Derechos Humanos y Negociación Política para la Paz”, espacio académico que -en memoria del profesor universitario y jurista caraqueño, fallecido en 2019- promoverá el estudio, la investigación y la difusión  de actividades sobre las áreas en las que Nikken se destacó durante más de 50 años de trayectoria.

El evento, realizado este 10 de diciembre en el marco del Día de los Derechos Humanos, estuvo encabezado, a nombre de la UCAB, por el rector Francisco Virtuoso; la secretaria, Magaly Vásquez, y el decano de la Facultad de Derecho, Salvador Yannuzzi; y por la viuda del doctor Nikken, Adriana Pulido, en representación de la familia del abogado.

Pulido y Virtuoso fueron los encargados de suscribir el acta constitutiva de la Cátedra, en donde se estipula como objetivo fundamental la promoción, durante los próximos tres años, de estudios, publicaciones, intercambios y demás actividades, con la firme convicción de “impulsar desde la academia, todos los esfuerzos posibles para la creación de espacios de diálogo y entendimiento, que contribuyan a la generación de una cultura de paz y de respeto a los derechos humanos en el país”, según apunta el documento.

El decano Yannuzzi ofreció las palabras de apertura, en las que agradeció a la familia Nikken, en especial a la señora Pulido, por la iniciativa de creación de esta cátedra. “La Facultad de Derecho y todos los que hacemos vida en ella estamos pletóricos de satisfacción, porque la cátedra que hoy se funda va a mantener activa la memoria y obra de alguien como lo fue Pedro Nikken, quien se dedicó a sembrar el reconocimiento de los derechos que corresponden a los individuos y a descorrer el velo que, bajo una apariencia de respeto, ocultaba la violación de principios que corresponden al humano, por el derecho de serlo”.

Contra el “totalitarismo que nos acecha”

Tras la firma del acta constitutiva de la Cátedra, Adriana Pulido de Nikken resaltó la impronta dejada por la actividad de su esposo en los organismos internacionales de DD.HH. y “en las últimas décadas de su existencia, de la búsqueda de soluciones, por la vía del entendimiento, para restablecer las democracias y las libertades fundamentales que hoy vemos amenazadas por el totalitarismo que nos acecha. La búsqueda de entendimiento fue su principal motivación y objetivo. Esta cátedra servirá para encontrar esos caminos, es una tarea permanente que no se debe descuidar”.

Destacó el deseo de contribuir, a través de este programa, “a dar continuidad a esa tarea que Pedro nunca dejó de atender (…) la difusión y profundización de los DD.HH., para que nuestra población y la de otros países de la región alcancen el goce y el respeto de sus derechos como seres humanos y del mismo modo sensibilicen al derecho de los demás en ese mismo trato”.

Por su parte, Francisco José Virtuoso resaltó que la puesta en marcha de esta iniciativa es un honor para la universidad, porque “la vincula a quien ha sido maestro y referente intelectual, compañero y amigo de camino en esta tarea de promover la paz, la negociación y la defensa de los derechos humanos, y la defensa de la democracia como el camino institucional fundamental”.

 “Con Pedro aprendí que la razón fundamental de la política es salir del conflicto, es encontrar un espacio de entendimiento. La política no es otra cosa que palabras, que razón, que luz, que busca encontrar los caminos posibles para que juntos podamos convivir, para que juntos podamos actuar. Pedro fue un apasionado en esa tarea hasta sus últimos días”, agregó.

El rector de la UCAB aprovechó para hacer un llamado a todas las organizaciones de derechos humanos y de acción ciudadana, para que “sientan esta Cátedra como suya” y se incorporen al trabajo formativo y divulgativo que desde ella se realizará. “Es un espacio donde podemos crear, donde podemos pensar, donde podemos articular todo un conjunto de iniciativas a favor de la paz, de la negociación, en el marco de los DD.HH.”.

Un hombre de paz

La conferencia inaugural fue dictada por Carlos Ayala Corao, expresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), profesor de la UCAB e integrante la comisión coordinadora de la Cátedra. Ayala informó que ya fue diseñado el plan de trabajo de este programa para los próximos dos años, el cual incluye el desarrollo de investigaciones, informes, publicaciones, concursos estudiantiles y un seminario internacional que llevará su nombre.

«La vida y obra de Pedro Nikken servirá de inspiración de esta nueva Cátedra Fundacional, para realizar actividades que estamos seguros que a él le habría gustado llevar a cabo; que se inspiren en su ideario, y que al mismo tiempo honren su memoria», comentó.

Durante su discurso, el jurista resaltó las facetas que distinguieron a Pedro Nikken, entre ellas la de académico y profesor («su obra jurídica representa un verdadero aporte innovador a nivel mundial», dijo); la de jurista comprometido con los DD.HH. (desempeñó, entre otras, las presidencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, del Instituto Interamericano de Derechos Humanos, de la Comisión Internacional de Juristas y fue asistente del Secretario General de la ONU en el proceso de negociación de la paz en El Salvador); la de ciudadano que prestó servicios al Estado y fue miembro activo de ONG como Provea y Ojo Electoral; y, por último, la del hombre de bien que «creía en la paz como fin y en la negociación como el medio adecuado para lograrlo».

«Había experimentado personalmente las negociaciones de bandos contrarios que habían decidido poner fin al conflicto armado por medio de la negociación de la paz. Pero en esta convicción Pedro era muy firme: la paz no puede lograrse a cualquier precio, como lo sería, sacrificando la justicia frente a los crímenes más atroces castigados por el Derecho internacional. La paz es fruto de la justicia, mas no de la venganza. La impunidad fomenta la injusticia y las causas de la violencia. En esto, Pedro no era un hombre de posiciones tibias o grises, era un hombre de convicciones firmes».

Ayala Corao concluyó reafirmando los “profundos valores humanos y cristianos de perdón y reconciliación” de Nikken, a quien resumió como “un hombre de familia y un buen ciudadano”.

Nikken y el rescate al derecho a vivir en democracia

A nombre del Centro de Derechos Humanos de la UCAB, la profesora e investigadora Marysabel Rodríguez presentó el «Decálogo para la acción. Rescatemos el derecho a vivir en democracia», documento recientemente publicado por el CDH, en alianza con Provea y Espacio Público, que contiene 10 premisas “que buscan generar un horizonte común para la recuperación institucional que garantice nuestra dignidad y derechos fundamentales»   y que, aseguró, está inspirado en la labor del fallecido jurista.

“Pedro Nikken fue uno de los primeros en calificar a este gobierno como no democrático, incluso antes que los partidos políticos de oposición. Su vocación por el país y la democracia lo mantuvo cerca de diversas iniciativas, de cara a la restitución institucional de Venezuela, una de ellas dio lugar al ‘Decálogo para la acción».

Por eso, la abogada invitó a leer y compartir este texto y pidió a la ciudadanía seguir el ejemplo de Nikken desde cualquier ámbito desde el que trabaje.  “Pedro se fue en un momento muy difícil, pero creemos que la mejor forma de homenajearlo es seguir trabajando por los valores que él siempre defendió, porque todas y todos tengamos una vida digna”.

A propósito de este documento y del legado de Pedro Nikken, el rector de la UCAB finalizó el acto expresando su regocijo por la receptividad que ha tenido este “decálogo para la acción” y anunció que el mismo servirá de marco para un conjunto de acciones de promoción ciudadana y lucha social que la UCAB emprenderá a partir de enero próximo.

“Venezuela continúa en una situación muy difícil, muy compleja, pero a la vez es una situación en la cual se nos invita a profundizar, a encontrar esos espacios para la búsqueda de caminos alternativos, de espacios para construir ese futuro posible. Lo podemos hacer gracias a una ciudadanía que no se deja comprar, que no se deja amedrentar como lo pudimos ver el pasado 6 de diciembre. Contamos con una ciudadanía que quiere participar y vivir en democracia, por eso creemos que mientras exista esa fuerza, ese vigor en la sociedad venezolana, seguro vamos a encontrar los caminos para crear el país que necesitamos”.

*Fotos: Manuel Sardá

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *