Adolescentes de La Vega y Antímano se convirtieron en promotores de ciudadanía

163 0
Durante dos meses, 49 alumnos de dos instituciones educativas participaron en sesiones de trabajo, organizadas por la Extensión Social UCAB, para discutir propuestas de cambio en sus comunidades. Tres de los proyectos presentados por los muchachos recibieron un premio en metálico para su ejecución

Por Grace Lafontant León. El Ucabista

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Juventud (ENJUVE) de 2021, más de un millón de jóvenes entre 15 y 29 años de edad han emigrado de Venezuela. De los casi 7 millones que siguen en el país, 37% no trabaja ni estudia y solo 50% cree en la democracia como sistema político.

Frente a este escenario desalentador, la Dirección de Proyección y Relaciones Comunitarias de la Extensión Social UCAB propuso la intervención «Promotores de Ciudadanía». Así, durante cinco sesiones llevadas a cabo entre febrero y marzo, 49 estudiantes de los colegios San José Obrero y Canaima (ubicados en Antímano y La Vega, respectivamente) trabajaron junto con especialistas en la materia para analizar los resultados de la encuesta realizada por la UCAB.

Después de dos meses de trabajo, el pasado jueves 7 de abril, 45 de los 49 jóvenes presentaron públicamente propuestas para solventar algún problema de su comunidad. En un acto celebrado en el auditorio Hermano Lanz de la UCAB, el jurado conformado por la directora de Extensión Social, Adle Hernández; Eduvigis Sánchez, coordinadora general de la Dirección de Proyección y Relaciones Comunitarias, y Rafael Poleo, sociólogo e investigador del Centro Gumilla, deliberó y seleccionó los primeros tres lugares.

Para la votación, los especialistas tomaron en cuenta la viabilidad de los proyectos, su contribución al ejercicio de la cultura democrática y la forma en que estaban planteados.

Las iniciativas galardonadas fueron las siguientes: 

  • Primer lugar: Recuperación de salón de usos múltiples para generar espacios de cultura democrática (Escuela Técnica Industrial San José Obrero)
  • Segundo lugar: Obra de teatro para generar conciencia ciudadana entre jóvenes y adultos (Escuela Canaima)
  • Tercer lugar: Evento deportivo-cultural para el ejercicio de la cultura democrática entre jóvenes de primer año de bachillerato (Escuela Técnica Industrial San José Obrero)

Además del diploma de reconocimiento, las instituciones recibirán un premio en metálico para que las propuestas puedan ejecutarse durante el curso escolar. Asimismo, los alumnos recibirán tres sesiones de asesoría -a realizarse entre abril y mayo del presente año- por parte del equipo de Extensión Social de la UCAB.

El interés por la democracia está presente, solo falta pulirlo

Según Joseline Talamo, coordinadora de la línea de Organización Comunitaria de la Extensión Social UCAB y quien trabajó directamente con los estudiantes, el panorama antes de la intervención era complejo. A los 49 jóvenes se les aplicó una prueba diagnóstico y los resultados, en líneas generales, arrojaron gran desinformación y confusión de términos políticos, situación que reafirmaba lo expuesto por la Encuesta Nacional sobre Juventud del 2021. «Nosotros iniciamos este programa preocupados por los resultados de la ENJUVE, según los cuales la mayoría de los jóvenes venezolanos expresan estar insatisfechos con la democracia», dijo. Sin embargo, aseguró que, una vez que cerró la actividad, la visión de los estudiantes era otra:

«Es esperanzador. Nos encontramos con un interés importantísimo por parte de ellos hacia la democracia deliberativa. Tienen la necesidad no solo de ejercer ciudadanía a través del voto o de responder a los intereses de la mayoría, sino que se concentran en discutir los temas importantes para sus escuelas, sus comunidades, su ciudad y su país», apuntó Talamo, quien también notó una mejoría en cuanto al manejo de términos y conceptos por parte de los participantes.

Adle Hernández coincidió con lo planteado por Talamo y añadió que el tema recurrente en las exposiciones de los estudiantes era la recuperación de los espacios públicos, con el fin de realizar actividades extracurriculares y de esparcimiento.

«Es muy importante trabajar con nuestros aliados comunitarios para empoderar a los muchachos, reflexionar sobre su realidad y que no se sientan solos frente a la realidad abrumadora. Es nuestra manera de estar presentes, de decir que entendemos las dificultades que los aquejan. Queremos trabajar con ellos en acciones propositivas para mejorar esas condiciones en las que viven día a día. También queremos empoderarlos para que se sientan sujetos activos y decisivos en la transformación de la realidad», declaró Hernández.

Saber sobre política: entre más temprano, mejor

El Centro Gumilla tiene décadas trabajando por la organización comunitaria. Con base en ello, Rafael Poleo comentó que es importante que los jóvenes, desde temprana edad, conozcan las definiciones políticas fundamentales: «Si desde pequeños son ciudadanos, serán gente consciente y apropiada de sus espacios. A futuro eso nos va a permitir tener un país que dialoga, un país democrático y con gente que quiere trabajar».

El sociólogo resaltó la necesidad de que los adolescentes se sientan tomados en cuenta y estructurados con la sociedad con la que trabajan, con el fin de convertirlos en agentes de cambio. «Mientras más estructura y más acompañamiento se le dé a los chamos, vamos a tener la construcción de un futuro esperanzador de la mano de ellos. Pero tiene que ser con el acompañamiento de la gente que quiere darle su mejor apoyo, para que ellos sean el futuro mientras quienes los guían son, todavía, el presente», explicó.

Por su parte, la coordinadora general de la Dirección de Proyección y Relaciones Comunitarias, Eduvigis Sánchez, subrayó la importancia de proyectos como «Promotores de Ciudadanía» porque, entre otras cosas, busca formar y dar estructura a las ideas de los estudiantes.

«Si tienen proyecciones o sueños muy grandes, esto los ayuda a ponerle piso, a que sea posible. Que busquen las formas de que esto se dé. Esto se trata de estructurar los sueños para que no queden en el aire. Esto es para que, una vez que sepan cómo hacer proyectos, puedan estructurarlos y realizar acciones así sean pequeñas. Aquí se trata de que sí van a poder hacer un cambio. La lucha que tenemos es para que sepan que esto no es un Tiktok, esto es un proceso que requiere tiempo para generar cambios y ellos deben creérselo», sostuvo Sánchez.

Finalmente, Talamo recordó que la cultura democrática es un modo de vivir. Es allí donde se construyen relaciones que humanizan, donde se crea el tejido social. Y, justamente, enmarcado en contextos abruFinalmente, Talamo recordó que la cultura democrática es un modo de vivir, porque en ella se construyen relaciones que humanizan y se crea el tejido social. Insistió en que, en contextos abrumadores donde la vulnerabilidad se expone a diario, es aún más importante la generación de espacios como «Promotores de ciudadanía» y los otros que propone la Extensión Social UCAB.

«No se trata de democracia política sino de una que trasciende. Va desde la familia, el sector, la comunidad, la ciudad, hasta, idealmente, fortalecer las relaciones ciudadanas del país y del mundo. Estos chicos son tan responsables del ejercicio de la cultura democrática como cualquier otro miembro de la sociedad. La democracia no consiste en votar en elecciones, tampoco solamente se construye con la voz de la mayoría. Se trata del diálogo entre las diferentes opiniones e ideas», concluyó.

*Fotos: Manuel Sardá

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.