Salud de calidad y respeto a la dignidad humana: Avessoc cumple 20 años

159 0
Con 69 centros aliados en 12 estados, la organización sin fines de lucro trabaja en red para permitir el acceso a servicios médicos a la población vulnerable. Al año son más de un millón y medio de personas beneficiadas a través de cuatro programas centrales

*Por Grace Lafontant León

Este 2022, la Asociación Venezolana de Servicios de Salud de Orientación Cristiana (Avessoc) está celebrando sus primeras dos décadas trabajando por el bienestar de la población en el ámbito físico y psicológico. Desde sus inicios, la misión de esta organización sin fines de lucro es permitirles a los más vulnerables acceder a una salud de calidad bajo un trato justo y digno. Su sede nacional funciona en el Centro de Salud Santa Inés (CSSI), unidad de atención médica bandera de la UCAB ubicada en el Parque Social Manuel Aguirre S.J., frente al campus Montalbán.

En un contexto de emergencia humanitaria compleja y con los valores cristianos siempre por delante, la Avessoc se encuentra trabajando en 12 estados del país gracias a los 69 centros de salud asociados al proyecto (incluido el CSSI), muchos de ellos en la Gran Caracas y otros en lugares tan remotos como Delta Amacuro.

Para la presidenta de la Avessoc, la hermana María José González, estos primeros 20 años de trabajo son motivo de celebración, pero también un tiempo para recordar cómo iniciaron sus labores en el país. Un trabajo que hacen a través de cuatro programas centrales: Fondo solidario, Formación continua, Promoción de la salud y estilos de vida saludables, y Adolescencia saludable. De acuerdo con González son más de un millón y medio de beneficiarios al año.

«Avessoc comenzó como un sueño de los que hacemos vida consagrada en la Conferencia Venezolana de Religiosas y Religiosos (CONVER). A finales de la década de 1990 nos preocupaba la falta de acceso a la salud en el país. Y teniendo la vida consagrada algunos centros de salud emblemáticos en Venezuela, nos reunimos para juntarnos. Empezamos a ver qué hacía cada uno, de esa forma cuadramos la red. Pero no surgió de la noche a la mañana, creo que salió de la vida, de lo que vamos haciendo y un día entendimos que lo que teníamos con la gente era bastante organizado. Somos una cara que puede agrupar todo ese bien que hacemos».

La hermana María José comentó que en el equipo de trabajo inicial estuvieron presentes un grupo de religiosas y los sacerdotes jesuitas Luis Ugalde y Luis Azagra, pertenecientes a la UCAB. Comentó la presidenta una frase que decía el padre Ugalde que guarda relación con todo el trabajo que hacen: «Una salud para los pobres, pero no una pobre salud sino una de calidad, que atienda la situación de las personas más vulnerables».

«Una luz en la oscuridad»

De acuerdo con los datos publicados en su página web, la Avessoc atendió a más de 21 mil personas en consultas (en diferentes especialidades) y exámenes, más de 7.000 en salud mental y 63 intervenciones quirúrgicas. Por otra parte, fueron donados 310 equipos médicos, 39 tecnológicos y 7 equipos de agua, saneamiento e higiene. En cuanto a los bancos de medicinas, en 2021 tuvieron 37 donde distribuyeron más de 25 toneladas de medicamentos donados. Algunos de sus aliados son Fundación Polar, Banco Mercantil, Dividendo Voluntario para la Comunidad y Caritas Francia. Además, cuentan con el apoyo de voluntarios y médicos dedicados a esta ONG.

En cuanto a sus programas, el Fondo solidario permite que los pacientes soliciten apoyo económico para costear exámenes médicos. De esa forma, y tras realizar un perfil del solicitante, un donante u organización asume cierto porcentaje del total de los estudios y el paciente lo restante; estas ayudas pueden comprender desde el 50% hasta el 100% dependiendo del caso. Entre algunos exámenes destacan las tomografías, exámenes de laboratorio y resonancias magnéticas.

La Formación continua implica que todos los profesionales que forman parte de Avessoc (aunque está abierto para todo público) cuenten con conocimiento actualizado en su área de trabajo. Desde la asociación, y con el aval de la UCAB, se trabaja en habilidades gerenciales, deberes formales, comunicación, humana, administrativa-contable, pastoral de la salud y en diplomados y programas de estudios avanzados.

La promoción de la salud y estilos de vida saludables se ocupa del acercamiento puntual a alguna comunidad que solicite la presencia de equipos especialistas en diferentes áreas. Como parte de esas jornadas, la Avessoc ha realizado despistaje de riesgo cardiovascular y diabetes, pesquisa de cáncer de mama y cuello uterino, atención integral a refugiados y jornadas comunitarias de detección de enfermedades.

Finalmente, el programa de Adolescencia saludable está dirigido a grupos juveniles y estudiantes de centros formativos para discutir e incidir sobre las conductas que sostienen los adolescentes en cuanto a su sexualidad. Pero además, abordan temas de salud mental tales como el suicidio, la depresión y la ansiedad. «Lo desarrollamos con Fe y Alegría. Y la idea es compartir este programas a otras instancias, otros jóvenes y que cada vez llegue a más adolescentes», puntualizó González.

Comentó la presidenta que si bien ya a finales de siglo XX se veía una desmejora en el sistema de salud público del país, actualmente la situación es más compleja. Y frente a ese escenario difícil, con servicios centralizados en la capital, los altos costos y el acceso limitado por escasez de insumos, fuga de talento humano y otras complicaciones referidas a los servicios básicos, la Avessoc funciona como un faro en medio de la oscuridad.

«Cuando uno enciende esa luz, te das cuenta de qué es lo que estás atravesando. Creo que Avessoc permite ver con qué debemos tener cuidado en esta noche que vivimos con respecto a la salud: el deterioro, el no acceso. Y cuando digo que es una luz es porque permite al paciente tener toda la atención de un médico, poder hacerse los exámenes y contar con un seguimiento apropiado. Avessoc, y más en estos 20 años, puede ser un testimonio de lo que debería ser el país. Que cada quien, en su diversidad, en especificidad, aporte lo mejor que tiene para mitigar el dolor, garantizar el acceso a la salud y, sobre todo, el respeto de los derechos humanos y la dignidad humana», dijo.

Ayudar cada vez más

Como primer objetivo, la Avessoc quiere seguir creciendo. Para este año, y los que siguen, esperan conseguir más aliados y donantes para que se unan a la red. Por otra parte, comentó González, se enfrentan al desafío de la crisis económica.«Cada vez son menos los recursos. Tenemos lo necesario para mantenernos abiertos». Además, les gustaría incidir más en el espacio público de modo tal que el Estado cumpla con su responsabilidad de ofrecer salud a los venezolanos.

«Queremos exigir que todos tengamos acceso a la salud. Y nosotros somos un testimonio de que sí se puede lograr. Haciendo un manejo transparente y responsable de los recursos, aceptando la diversidad que tenemos en la red. Sí se puede ofrecer salud de calidad, una que responda a las personas»

Afortunadamente, Avessoc cuenta con aliados que aportan a los fondos monetarios, pero también con profesionales comprometidos con la salud y el bienestar de las personas. Por otra parte, dentro de las comunidades son bien recibidos, pues los centros son respuesta a las propias necesidades de la zona: «Saben que son médicos excelentes y con gran sensibilidad. Lo que podemos hacer, porque no podemos hacerlo todo, lo queremos hacer bien, con responsabilidad, con transparencia, atendiendo a todos sin excluir a nadie y sabiendo cuáles son los recursos con los que contamos», añadió.

Explicó la religiosa que otro gran desafío es valorar a las personas, que todo aquel que se acerque en búsqueda de ayuda reciba lo necesario. Y esto responde, a su vez, a los principios cristianos que rigen a la ONG. Más allá de la atención médica, cuentan con un área llamada Pastoral de la salud, pues creen en la evangelización tanto en teoría como en práctica.

«Se trata de proponer el amor al prójimo, la dignidad de la persona, demostrando nuestra preferencia por los más pobres, sobre todo porque Jesús pasó casi toda su vida sanando. Promovemos la compasión, sanar con lo que tenemos, porque no nos podemos quedar indiferentes ante el dolor. Administramos nuestros talentos con honestidad y responsabilidad, como un testimonio de que la persona vale y que está en el centro de lo que podemos ofrecerle», concluyó.

Los interesados en contactar a la Avessoc pueden hacerlo a través del número 0212-4074468; del correo electrónico avessoc@avessoc.org.ve. Por las redes sociales @avessoc en Twitter y @avessoc_ac en Instagram. Y desde la página web oficial: https://avessoc.org.ve/

*Fotos: Cortesía Avessoc y Christian Lazo (retrato)

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.