Los cuatro problemas que agobian la vida de la mujer larense (Video)

766 0

Pobreza, deterioro de la salud, violencia e injusticia y precariedad laboral son, según análisis de Delia Mondragón, las principales situaciones que afectan negativamente la vida de las habitantes de la entidad

Las mujeres larenses están agobiadas por una serie de problemas que deterioran su calidad de vida. Así lo advierte Delia Mondragón, directora de Asociación Larense de Planificación Familiar (ALAPLAF).

En el estado Lara –explica Mondragón- las mujeres están en una situación grave en lo que se refiere principalmente a cuatro grandes temas: pobreza, salud, justicia-violencia y empleo. Una de sus principales fuentes de información es la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi).

Las mujeres están en una situación grave en lo que se refiere principalmente a cuatro grandes temas: pobreza, salud, justicia-violencia y empleo.

En materia de pobreza, según la encuesta, para el año 2016 las mujeres no pobres en el estado Lara constituían el 18.8%; en pobreza no extrema estaba un 20.1%; pero el porcentaje de las que estaban en pobreza extrema, que no podían cubrir sus necesidades básicas alimenticias, llegaba al 67.1%.

Con relación a la salud, la directora de ALAPLAF afirma que esta se ha visto mermada por la falta de medicina, tratamientos y la falta de centros para recibirlas, siendo más grave la situación en mujeres con enfermedades recurrentes, de la tercera edad, con VIH-SIDA o con cualquier tipo de cáncer.

Sobre el fenómeno de la violencia y el acceso a la justicia, Mondragón acota que en tres años 190 mujeres murieron violentamente. 74 de estos 190 casos han sido considerados como femicidios. “Cuando llegamos al acceso a la justicia encontramos que de todos los casos que se denuncian solo el 20% llega a tribunales. El 1.5% se finiquita, y solo en el 0.5% de los casos el violentador recibe una sentencia acorde con el delito cometido”.

En cuanto a la situación laboral, el número de mujeres activas económicamente es mucho menor en relación con el número de hombres: solo cuatro de cada diez mujeres están activas en el mercado laboral. “La calidad de trabajo al que aceden las mujeres es baja, pues la mitad está en el mercado informal (sin beneficios laborales). Pero además, ellas reciben un salario menor al que reciben los hombres, con una diferencia de 20 puntos porcentuales”, subraya Mondragón.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *