Exonerar a los trabajadores del Impuesto sobre la Renta pidió ONG ante crisis del COVID-19

248 0

La Central de Trabajadores Alianza Sindical Independiente (ASI), organización que agrupa a 205 sindicatos, instó a Nicolás Maduro y Juan Guaidó a encontrar la «coincidencia política, jurídica y constitucional necesaria” para avanzar hacia una “decisión humanitaria” que garantice la vida de la población

*Por Marina Piña/Foto: Elperiodico.com

En medio de la emergencia que padece el país, agudizada por la pandemia del Covid-19, sectores de la sociedad venezolana se han puesto a disposición para aportar su ayuda en la superación de esta crisis. Entre las diversas organizaciones que han expresado sus propuestas se encuentran, entre otras,  las distintas Academias Nacionales, la patronal Fedecámaras y  la Central de Trabajadores Alianza Sindical Independiente (ASI), organización nacida en 2015 que agrupa a cuatro federaciones nacionales, tres sindicatos nacionales y 205 sindicatos de base, y da voz a uno de los grupos duramente golpeados por la coyuntura actual: los trabajadores.

El miércoles 18 de marzo, un día después de decretada la “cuarentena social o colectiva”, ASI emitió un comunicado en el que propone un conjunto de acciones que ayuden a los empleados del sector público y privado, a los trabajadores por cuenta propia y a los pequeños y medianos empresarios a superar la crisis.

El documento mantiene consonancia con las recomendaciones dadas por la Organización Mundial del Trabajo (OIT), organismo que pidió la «adopción de medidas urgentes, a gran escala y coordinadas» para «proteger a los trabajadores en el lugar de trabajo, estimular la economía y el empleo, y sostener los puestos de trabajo y los ingresos», ante la amenaza de perder 25 millones de empleos como consecuencia del desplome económico ocasionado por la pandemia del coronavirus.

Entre otras acciones, ASI recomienda a las autoridades posponer el pago del Impuesto sobre la Renta y diferir las medidas impositivas para empresarios, ciudadanos y trabajadores, hasta tanto no haya cesado el estado de emergencia nacional; exonerar a los trabajadores del pago de los servicios de luz, agua, gas y teléfono y garantizar la cancelación de todas las deudas salariales y contractuales que se tiene con ellos.

«Es imperativo otorgar una ‘Prestación Social dineraria Extraordinaria por cese de actividad para todos los trabajadores/as venezolanas por las consecuencias de la pandemia del coronavirus'» –se lee en el documento, en el que también se solicita  “garantizar la estabilidad del empleo al concluir esta coyuntura de crisis, mantener los salarios y/o los ingresos a todos/as las trabajadoras afectadas mientras dure la coyuntura de crisis” y “evitar el adelanto unilateral y forzado de las vacaciones del trabajador”.

En lo que respecta al área alimentaria, la ASI también propuso definir y establecer políticas públicas complementarias para suplir a las familias venezolanas de alimentos y medicinas, sin costo, durante la cuarentena social, “y que los beneficios del otorgamiento de la caja Clap sean para toda la población, sin discriminación alguna y con la presentación de la cédula de identidad, como único requisito”.

La ONG también instó a Nicolás Maduro y a Juan Guaidó a que “encuentren la coincidencia política, jurídica y constitucional necesaria” para avanzar hacia una “decisión humanitaria” que permita conformar un equipo conjunto de ciudadanos calificados que pueda “conducir esta dura batalla que enfrentamos los venezolanos” y “elaborar, con todas sus exigencias, las demandas ante los organismos multilaterales de la comunidad internacional”.

“Para aspirar a liderizar a un pueblo o a un país, lo primero es garantizar su vida, de lo contrario no tendrán país ni pueblo que conducir y tendrán que administrar un peso muy grande e histórico en su conciencia moral”, agregó la ONG en el documento.

La propuesta de la Central de Trabajadores ASI sigue vigente, a pesar de las medidas anunciadas, el domingo 22 de marzo, por Nicolás Maduro, las cuales van dirigidas al área económica y social, e incluyen la suspensión del cobro de alquiler durante 6 meses, la continuidad de la inamovilidad laboral y la ayuda alimentaria a través del Clap. 

El documento completo puede ser descargado aquí

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *