Caritas Monagas llama a solidarizarse con niños afectados por desnutrición

1371 0

214 niños padecen severos cuadros de desnutrición en cuatro parroquias del estado Monagas; 51 pequeños habrían perdido la vida entre el 1 de enero y el 1 de mayo del presente año

El número de niños con desnutrición en el estado Monagas es preocupante, a tal punto que la problemática ya ha cobrado la vida de unos 51 infantes en la entidad. Así lo asegura el sacerdote Gerónimo Sifontes, responsable de la pastoral social de la Iglesia Católica (Caritas) en el estado Monagas.

Ante este panorama, la Iglesia ha hecho un llamado a la feligresía, pero también a empresarios, representantes de los gremios y miembros de las organizaciones que hacen vida en la entidad a involucrarse en iniciativas que puedan contrarrestar este grave problema, brindando atención a los más pequeños.

“Este año nuestro trabajo se centra en la atención a niños con cuadro de desnutrición y que están en riesgo de muerte. Caritas Monagas contabiliza 214 casos en  cuatro parroquias que hemos considerado en situación crítica”, precisa el padre Sifontes.

La alerta y el llamo a generar un impacto positivo busca frenar las cifras que se manejan por casos de muertes asociadas a desnutrición infantil. En este sentido Sifontes señaló: “tenemos registros de 51 niños muertos desde el 1 enero hasta el 1 de mayo 2018. Son casos de niños fallecidos en el estado Monagas por el problema de la desnutrición”, realidad que no puede ser ignorada por los ciudadanos.

“Para nosotros como Iglesia es bien alarmante que en un estado petrolero, un estado donde hay muchos recursos, no se estén desarrollando políticas para atender esta necesidad”, advierte el sacerdote.

Sifontes refiere que desde la pastoral social de la Iglesia se está haciendo un esfuerzo sobrehumano para intervenir positivamente. “Desde las parroquias, desde las iglesias, con ayudas, con colaboraciones, hay gente que se está sumando, empresas, comerciantes, fundaciones que intentan mitigar este daño, este terrible sufrimiento que están padeciendo nuestros niños”.

Al servicio de los que sufren

Organizaciones no gubernamentales y gremiales han puesto en marcha algunas iniciativas en favor de los ciudadanos.  El Colegio de Médicos, por ejemplo, lleva a cabo jornadas gratuitas de atención en comunidades vulnerables, a fin de llevar registros y brindar atención pediátrica oportuna.

En dichas jornadas la población también recibe medicinas, ropa y alimentos que son recolectados por voluntarios comprometidos con minimizar el impacto del hambre en sectores más desfavorecidos.

Sifontes pidió al Gobierno hacerse eco de la necesidad de la población y especialmente de los niños, pues a su juicio estamos viviendo una gran hambruna, una emergencia humanitaria que requiere una atención diferente a como se han atendido los problemas en el país. “Al Estado se le fue de las manos la capacidad para resolver, para solventar. Hace falta la ayuda internacional que pueda reducir el número de muertes y  los daños que el hambre genera en nuestra población”.

Por Meli Carolina Espina / @melicespina

Foto: Referencial

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *